consejos

Los 4 Misterios del Idioma Danés

abril 12, 2018

Cuando empezamos algo nuevo, siempre nos cuesta un poco. Todo nos es desconocido y dar el primer paso es el más difícil. Esa misma sensación tuve cuando empecé a estudiar danés. Lo que no sabía, y que mi vikingo no me lo contó todo en detalle, fue que la pronunciación danesa es la pesadilla para quienes somos de lenguas latinas.


Ese quebradero de cabeza que te desespera en muchas ocasiones. Por eso, voy a compartir contigo los cuatro misterios del danés para que sepas en dónde te metes. No pretendo desanimar a los que acaban de empezar sino más bien, darles ánimos porque al final todo se consigue.
¡Vamos a ver el vídeo que tengo preparado!
¿Cómo suena el danés?
El danés, ese idioma tan peculiar. Quien lo ha escuchado alguna vez, pensará que a primeras suena como si alguien se hubiera llenado la boca de comida. Y no va desencaminado porque son muchos los que tienen la misma impresión. Pero conforme uno se va adentrando en el idioma vikingo, el oído se familiariza y ya no nos es tan raro. Pero hay una explicación. El danés utiliza muchos sonidos guturales, juega mucho con la garganta, además de contar con más de 16 vocales ni más ni menos. ¿Y pensar que en español sólo tenemos 5?

Creando nuevas palabras juntándolas con otras
En danés, como en alemán, también crean palabras super largas. Y que se forman a base de dos o tres palabras, que cuando analizamos su significado nos permite recordarlas fácilmente. Aunque no pronunciarlas: “Fodgængeovergang”. ¡¿Cómo?! Ahí va la composición de la palabra: Fod = pie + Gænge= ir a pie o andarOver= sobre/ a través + Gang = acceso . Cuatro palabras juntas para decir “Paso de peatones

Su pronunciación única y peculiar
A diferencia del español que decimos lo que leemos, en danés se escribe de una manera y se pronuncia de otra. Creo que ésta, para mí personalmente, es la parte más complicada. Sobre todo cuando te dicen algo y tienes que escribirlo. ¿Por qué tiene que ser tan complicado? Esto es, mis queridos daneses, rizar el rizo (aunque seguro que ellos pensarán lo mismo del español).

Arrastra las palabras y no pronuncies la sílaba del final
Para los que tengan un nivel algo más avanzado, entenderán de lo que hablo. En algunos casos he observado que algunas letras o sílabas en ciertas palabras no se pronuncian. Por poner un ejemplo, hay una isla en Dinamarca que se llama "Amager" pero cuando se pronuncia se escucha algo así "amaaa". Según vemos la palabra escrita, ni la G ni la R se pronuncian. Otro ejemplo para los más golosos sería "Chokolade". En este caso, la E del final no se escucha. ¿Existe una regla para saber cuándo se pronuncia una letra o no? La hay, pero podríamos tirarnos toda la vida para entenderla. Así que, como dicen aquí, "Det kommer" o lo que viene a ser lo mismo, "Todo llega" (después de haberlo visto y escuchado mil veces lo acabas memorizando).

¿Cúal de los cuatro misterios te ha sorprendido más? ¿Tienes alguna anécdota con el danés que quieras compartir? ¡Anímate y deja un comentario!

Te encantará:

0 comentarios