aventuras de residente

6 Consejos para integrarse en la sociedad danesa

marzo 15, 2017

A menudo veo en distintos grupos de Facebook o emails que me llegan de gente, preguntando cómo es la integración en Dinamarca. Algunos preguntan interesados porque se plantean la posibilidad de mudarse al país. Y otros, porque tras un tiempo viviendo ya aquí, sienten que es complicado o cuesta arriba adaptarse al país nórdico.

Como ya comenté anteriormente en otro post, ser expatriado no es fácil. No es un camino de rosas y las cosas no van a llegar por sí solas, sino que nos toca trabajar duro y el doble que al resto. Pero eso no significa que haya que tirar la toalla a la primera de cambio, ni tampoco despotricar negativamente. Hay que saber plantearse las cosas y ser conscientes que si queremos que nuestra adaptación sea un éxito (en la medida de lo posible), debemos empezar poco a poco.
Por eso, voy a compartir mis consejos prácticos de lo que yo hice para adaptarme cuando me mudé a Copenhague.
  • Aprender el idioma: el danés no es un idioma fácil. Lo digo con total sinceridad. Y es cierto que todo el mundo aquí habla inglés perfectamente. Pero si quieres integrarte al 100% y que los daneses te consideren como "uno más del grupo", empieza lo antes posible y aplícate estudiando el idioma al máximo en una academia. Refuérzalo con películas, canciones y posteriormente poniendo en práctica lo aprendido, a pesar de los errores que comentas. Lo importante es soltarse y practicar. Yo recuerdo que cuando empecé, los daneses me decían "Hvad siger du?" (¿Qué dices?) y que me parecía un tanto grosero en el tono y me sentía avergonzada al principio. Pero con el tiempo y perseverancia, conseguí que no me dijeran aquello y me entendieran a la primera. 
  • Conoce su cultura celebrando algunas de sus tradiciones: los daneses, y en general los nórdicos, son gente un poco cuadriculados (y no lo digo a mala leche). Es parte de su cultura el que todo el mundo siga casi al dedillo las normas establecidas o que celebren las fiestas de esa manera. Lo que yo hice fue hacer acopio de algunas de sus costumbres, como celebrar Mortensaften, lucir la "Dannebrog" (la bandera danesa) cada vez que hay un cumpleaños en casa y como que aprecian estos gestos. Sí es cierto que no lo hago todo, pero las pocas celebraciones importantes las marcamos en el calendario de casa. 
  • Aprender algún plato danés: la gastronomía danesa no es muy conocida (quitando la gastronomía nórdica de vanguardia que tanto está de moda y asequible para unos pocos). Además, la cocina tradicional danesa es especial: mucha carne y patatas a todo, algún pescado frito y un tanto grasa para mi gusto. Pero si tienes "Rugbrød" (pan negro danés) en la despensa y unos arenques y queso danés, acompañados con unas cervecitas (una Carlsberg o Tuborg), te aseguro que a tu visita danesa le hará ilusión y le harás sentirse como en casa. Yo me emociono cuando me ponen un fuet cuando es a la inversa, ¿te imaginas cómo se sienten ellos cuando un expat les ofrece algo de su tierra?.
  • Interésate por la política: uno de los temas que constantemente hablan en las comidas en Dinamarca es sobre política. Ya sea internacional o de lo que se cuece por el país. Yo al principio ni me interesaba porque me parecía un tema pesado para hablar en danés, pero sobre todo como tema para una comida/cena distendida. Pero si quieres participar y no sentirte excluído, te recomiendo que estés al día de lo que pasa para no quedarte fuera. Y si encima, cuando lo hagas, lo haces en danés, les dejarás con la boca abierta.
  • Crea un mini grupo con amigos daneses: estoy de acuerdo con muchos que tener un grupo de amigos daneses con los que salir es difícil. Cuesta bastante que se habran a uno y te inviten a salir. No niego es una misión imposible. Sin embargo, lo que yo recomiendo como alternativa es que te apuntes a los "Fredagsbar" que se hacen en casi todas las empresas danesas. Si no trabajas, puedes participar en los cafés de intercambio de idiomas. Existen varios grupos en Facebook donde se organizan quedadas para ir a un café, donde daneses y expats pueden practicar el idioma (danés-español por ejemplo) y además conocer a gente nueva. ¿No te parece una iniciativa estupenda?
  • Alquilar piso con daneses: cuando yo fui Erasmus en Alemania, decidí vivir con alemanes para practicar alemán. Lo mismo te recomiendo que hagas si vas a vivir de alquiler en un piso con otros. Esto te servirá para practicar el idioma, hacer nuevos amigos si organizáis actividades o fiestas... Nunca sabes las oportunidades que te puede brindar convivir con los locales.
¿Cuáles son tus recomendaciones para integrarte en tu país de residencia? ¿Practicas algunos de los consejos que he mencionado?

Te encantará:

0 comentarios