expats-mundo

Düsseldorf fue la búsqueda de nuevas perspectivas de futuro

enero 31, 2017

Godmorgen! Hace tiempo que no os presentaba a ningún expat nuevo de la blogosfera, y tal vez a alguno le haya parecido extraño, pero que no cunda el pánico que ya estoy aquí de nuevo. En esta ocasión regresamos otra vez a Alemania. Ya viajamos en su día con Elisabet de Crónicas Germánicas pero hoy lo hacemos de la mano de Alba. La verdad que me parece interesante ver opiniones de distintos expatriados sobre el mismo país porque descubres cosas en común y también anécdotas diferentes.
Como os decía, Alba es de Barcelona y lleva tan sólo año y medio en Dusseldorf. En estos momentos trabaja media jornada y desde que se mudó a la ciudad alemana ha estado escribiendo un blog personal "Dusseldorf lleva Umlaut" donde cuenta sus anécdotas y experiencias de cómo es vivir fuera de España.

  1. ¿Cuáles fueron los motivos o razones por las que hiciste las maletas y te fuiste a vivir al extranjero?
No nos engañemos, el motivo principal de mi mudanza a Alemania fue que no podía encontrar trabajo en Barcelona. Tanto durante el último año de carrera como cuando la finalicé pasé mucho tiempo buscando empleo, encontrando únicamente cosas eventuales que no me servían para mantenerme independiente. Mi novio tenía la oportunidad de trasladar su puesto de trabajo a Düsseldorf, con lo que decidimos mudarnos, ya que allí tenía unas perspectivas de futuro que en España se habían desvanecido.
  1. Habiendo vivido antes en Japón, ¿por qué decidiste irte a Alemania y no otro país?
Como mi novio tenía trabajo allí y ya había vivido en la ciudad durante dos años, era lo más cómodo y factible. En Japón estuve durante un año de intercambio con la universidad, y aunque continua siendo un país que me fascina, el choque cultural era demasiado fuerte como para buscarme un futuro allí. También es verdad que Alemania me recuerda en muchos aspectos a Japón, con lo que he conseguido llegar a un término medio y me siento muy a gusto.
  1. ¿Habías preparado todo minuciosamente antes de mudarte?
Me había preparado bastante, pero tampoco tenía todos los cabos atados. Cuando tomamos la decision de mudarnos a Alemania yo llevaba solo un año estudiando alemán, con lo que no era suficiente. Por eso busqué por internet una academia donde poder cursar intensivos del idioma para ponerme las pilas antes de buscar trabajo. Por lo que a vivienda se refiere, estuvimos buscando durante dos meses piso desde Barcelona, pero era extremadamente difícil porque siempre nos pedían que lo fuésemos a visitar sin asegurarnos nada. Por suerte un conocido dejaba su piso justo cuando nosotros teníamos planeada la mudanza, con lo que al final resolvimos el problema fácilmente.
Es curioso, por eso, la idea que tienes de como será tu vida en el extranjero y lo que después acaba ocurriendo. Yo llegué pensando que trabajaría de profesora de español y que haría un master en la universidad una vez llegado al nivel necesario de alemán. Pero en cambio dejé de lado intentar dar clases, me concentré en el alemán hasta alcanzar el B1 y descarté la universidad (al menos de momento) porque me encontré con motivaciones inesperadas en el camino.
  1. ¿Qué es lo que más te impactó a tu llegada a Dusseldorf? ¿Te costó adaptarte?
Me han impactado muchas cosas, pero una de las que me tocó primero fue la relación con los vecinos. Recuerdo un día que teníamos que recibir un paquete de comida para nuestro gato que habíamos comprado por internet; no estábamos en casa aquél día y me entraron todos los males en pensar que tenía que transportar algo tan pesado desde la oficina de correos. Sorprendentemente la vecina de delante llamó a mi puerta (sin entender yo ni papa de lo que decía), pidiéndome que me acercara a su puerta, donde me enseñó una caja enorme con nuestro nombre. No sabía como agradecérselo y pensé que era la persona más amable e increíble del mundo entero. Después de unos cuantos pedidos deduje que ésta era una práctica muy normal, y empecé a guardar yo también los de mis vecinos.
En general no considero que me haya costado adaptarme. Aprendí alemán bastante rápido, lo que me ha permitido comunicarme mejor con la gente de aquí. Creo que hablar el idioma del país es básico para adaptarse porque es el primer paso para entrar a formar parte de esa cultura. Sin él estarás siempre excluido.
  1. ¿Cuáles son los retos con los que te encontraste las primeras semanas después de mudarte?
Los retos los empecé a encontrar después de dos o tres meses, cuando la ciudad ya no era novedosa y tenía que ir pensando qué hacer con mi vida cuando ya tuviera un nivel suficiente del idioma. Me enfrenté a un mundo laboral completamente distinto al mío, con lo que tuve que hacer un gran esfuerzo de comprensión hacia un modo de hacer las cosas al que no estaba para nada acostumbrada.
  1. ¿Aún los sigues teniendo después de haber vivido un tiempo en tu nuevo país?
En el panorama laboral no estoy teniendo este problema actualmente. Pero sé que cuando tenga que pasar por otros procesos de selección me veré obligada a afrontarme a estas dificultades, ya que a medida que se busca un trabajo más especializado la exigencia es mayor.
  1. Viniendo de Barcelona, ¿encuentras grandes diferencias entre ambas ciudades?
Muchísimas. Y para la sorpresa de todos los alemanes la mayoría son positivas. Una de las diferencias que más he notado es que al ser Düsseldorf una ciudad pequeña todo está mejor comunicado y es más rápido llegar a cualquier sitio. Por el mismo motivo, no hay demasiado tráfico y la contaminación en el aire es muy baja, con lo que se respira mejor. Otra cosa que noté mucho es el silencio, tanto en mi casa como en los lugares públicos, y lo echo muchísimo de menos cuando voy de visita a Barcelona.
  1. No sé si a ti te pasará como a muchos españoles que es inevitable echar de menos tu país. Si es así, ¿qué es lo que más añoras? Y si no, ¿podrías explicarnos el porqué?
Echo de menos a la gente que he dejado atrás, y duele pensar que hay muchos con los que me llevaba muy bien pero que por razones obvias estamos perdiendo contacto. Más allá de esto, vivo mucho mejor aquí; más tranquila, estable y con visión de futuro.
  1. ¿Qué es lo que más te gusta de Alemania y lo que menos?
Lo que más me gusta es la tranquilidad y sin duda lo que me cuesta más es la dificultad de establecer una relación cercana con la gente del país. Personalmente no creo que sean distantes, sino que tienen su vida tan meticulosamente planificada que difícilmente van a encontrar un hueco para quedar contigo. Pero bueno, tengo la esperanza de conocer a más gente con el tiempo.
  1. ¿Qué cosas has aprendido viviendo en otro país?
Que no puedes dar nada por supuesto. El estar inmerso en una cultura muy distinta a la tuya te hace dudar de todo lo que entendías por normal. Hasta las cosas más simples se hacen de otro modo en el país que te recibe, con lo que cada día te sorprendes por cosas que ni te habías planteado que te podrían sorprender. A parte, viviendo en el extranjero es mucho más fácil conocer a otra gente inmigrante como tu, con lo que este chock cultural se produce también con las costumbres de tus amigos. Es realmente fascinante.

11. Si algún amigo/a te dijera que se va a mudar, ¿qué recomendación/es le darías?
Primero de todo le diría que se informara mediante blogs y foros de cómo son las cosas en el país, porque se puede aprender mucho de las experiencias ajenas. Después le recomendaría que pasara de uno a dos meses en el país, para tantear el terreno. Finalmente, si tras haber pasado un tiempo en Alemania decide que es donde quiere vivir le diría que aprendiera alemán hasta tener un nivel suficiente como para lidiar con la administración, ya que le espera bastante burocracia.

12. ¿Tienes pensado regresar algún día a España?
De momento no lo veo posible, debido a como están las cosas a nivel laboral. No descarto planteármelo en un futuro, pero veo bastante complicado que vaya a suceder algún cambio a corto plazo que me permita ser independiente económicamente.


Si quieres conocer más a fondo a Alba, no te olvides de visitar su web aunque también la encontrarás en las redes sociales como Facebook o Twitter.

Te encantará:

1 comentarios

  1. No conocía tu blog, pero si a Alba.¡Una valiente!
    Y yo, me quedo ahora por aquí :)

    ResponderEliminar