sociedad

Celebrar un cumpleaños infantil al estilo danés

septiembre 29, 2016

Durante este verano y desde que me uní al club de la maternidad he tenido la oportunidad de acudir a varios cumpleaños al más puro estilo danés. Lo digo con cariño porque aunque la mayoría de mis amigas que son madres son extranjeras, más o menos tenemos la misma forma de celebrar el cumple de nuestros peques. Pero si la ocasión se te presenta para asistir a un cumple danés, observarás ciertas diferencias bastante curiosas. ¿Quieres saber cuáles?


  • Caramelos y dulces no, gracias: cuando era pequeña, recuerdo que llevaba al colegio la bolsa de chuches para repartir entre los compañeros de la clase. Bueno pues eso aquí no se estila. Es más, no ven con muy buenos ojos lo de regalar chuches a los pequeños. En vez de eso, sí puedes traer alternativas más sanas como mandarinas, mini cajitas de pasas o quesitos en porciones individuales como Mini Babydel mucho mejor.
  • Lista de regalos: no sé cómo será ahora pero antes cada niño se presentaba con algún detalle. No había lista de regalos ni recibías un mensaje de los padres sobre qué regalar. Pero los daneses en eso son muy eficientes y para ahorrar quebraderos de cabeza, suelen dar un listado de ideas y sugerencias para regalar a precio asequible y que saben que serán un acierto seguro. ¡Qué fácil se hace regalar!
  • ¿Cómo decoramos la fiesta?: aunque esto es algo más personal y según cada padre, por lo que yo he observado por aquí, todo se decora con la bandera danesa: servilletas, platos o mini banderines. Como ya comentaba en otro post, una fiesta danesa que se precie (hasta los extranjeros que llevamos mucho tiempo aquí lo hacemos) tiene que tener la bandera danesa. No he visto muchos cumpleaños temáticos en los que se decora todo con el personaje favorito del peque. ¿Por qué será?
  • Lagkage: a los daneses les encanta la repostería. Se les da bastante bien hacer panes, galletas, tartas, etc. Y siempre que hay un cumpleaños infantil, a menos que no se te de bien o te falte tiempo, los papis harán el esfuerzo de preparar la tarta tradicional llamada "Lagkage" o tarta de capas, hecha con frutas y crema de vainilla. Para quitarse el sombrero.
¿Y cómo lo hacemos los padres expats? Pues al final y conforme pasan los años, acabas adaptando costumbres de uno y otro lado. No puedes hacer la fiesta como en tu país de origen por falta de elementos pero tampoco vas a cambiar radicalmente una tradición en el país de residencia y más si tu hijo ha nacido allí. Yo lo que pruebo es buscar una buena mezcla pero sobre todo, intentar que ese día tan especial para mi hija sea memorable. ¿Cómo lo celebras tú?

Te encantará:

1 comentarios

  1. Genial, a la espera de más publicaciones sobre este fantástico país :)

    ResponderEliminar