expats-mundo

Vivir en otros lugares y conocer otras culturas te enriquece personalmente

febrero 10, 2016

A veces admiro la valentía de algunas personas al afrontar los retos con un optimismo increíble y sobre todo, el adaptarse a las nuevas situaciones con una sonrisa. Sandra es una de esas personas. Ella es la mamá detrás de Pequeños Pinceles, un blog que comenzó hace ya casi cuatro años cuando emigró a Brighton en Reino Unido.
El blog es un cajón de sastre donde cabe de todo dependiendo del momento y lugar donde viva, ya que desde su primera inmigración, su familia ha cambiado dos veces más de lugar de residencia. Ahora acaban de llegar a Doha, Qatar. ¿Te animas a conocer a esta familia de aventureros?

1. ¿Cuáles fueron las razones por las que te mudaste?

Ya llevamos dos cambios de país. La primera vez que nos mudamos a Reino Unido fue por culpa de la crisis.  Como solía decir yo fuimos exiliados económicos: jóvenes y/o familias que nos vimos obligados a marcharnos de nuestro país, sin saber cuando íbamos a poder volver porque en nuestro país no había posibilidades laborales.
El segundo cambio de país, Qatar fue porque a Papacorbata le salió una oferta muy buena a nivel económico. Además nos picaba la curiosidad de vivir en otro país, parece que esto se vuelve adictivo.

2. ¿Por qué este país y no otro?

Reino Unido fue por tres razones: idioma, cercanía y porque tenía una economía fuerte. Qatar porque salió una oferta laboral  muy buena, que nos permitirá (esperemos) ahorrar para poder volver a nuestro país.

Vista nocturna de Brighton desde el puerto
3. ¿Te habías preparado minuciosamente antes de mudarte?

Pues me había preparado bastante, pero no diría que minuciosamente. En ambas ocasiones Papacorbata se adelantó. En Reino Unido porque se fue a la aventura sin trabajo, lo recibió un amigo en su casa y nosotros nos mudamos con la Iaia. Pasaron 4-5 meses hasta que nos fuimos a vivir todos juntos a Reino Unido. Así que tuve mucho tiempo de mirar cosas, además de que Papacorbata me explicaba muchas. Pero a pesar de todo para lo que no estaba preparada era para el sentimiento de desarraigo y para la soledad, eso fue durísimo.
En el caso de Qatar, también miré cosas, pero sin obsesionarme tanto como la primera vez.

4. ¿Cómo se tomaron tus hijos el cambio de país?

Cuando nos mudamos a Reino Unido eran muy pequeños así que no eran conscientes de lo que implicaría. Cuando nos mudamos a Qatar, Papacorbata y yo estábamos muy preocupados, pero cuando se lo dijimos se pusieron contentos ¡qué bien otro país! Nos dejaron muy sorprendidos. ¡Hemos creado unos monstruos!

5. ¿Cuáles fueron los retos a los que te enfrentaste las primeras semanas de mudaros?

Con la primera inmigración fue el mayor reto, aprender a vivir lejos de los seres queridos, mirar con cariño el país que te acoge y entender que a pesar de que hay muchas perdidas también hay ganancias.
Uff y las despedidas eran horribles, cada despedida era como un entierro, como si nunca más fuéramos a ver a esas personas. Ver a mi hija con 4-5 años llorar desconsoladamente durante una hora seguida porque se iba la iaia...
Con la segunda inmigración el impacto es menos fuerte, porque ya sabes que todo requiere tiempo y que hay dolores con los que tienes que convivir.


6. ¿Aún los sigues teniendo despuės de haber vivido un tiempo en el nuevo país?

Sí y no. Dijéramos que disminuye la intensidad de algunas cosas, y de otras casi desaparece.
Hay días malos en los que te cuesta mirar con cariño el país que te acoge o verle la parte buena a tu situación, pero he aprendido a que mis días malos son míos, que no tienen nada que ver con el país en el que vivo, sino en como me enfrento a las cosas. E intento recordar que en Barcelona también tenía días malos (a veces tengo una visión sesgada y demasiado romanticona de mi vida en Barcelona).
Aprendes a vivir lejos de las personas que quieres sin lamentarte cada día, algo es algo, pero hay días en que una punzada de añoranza te parte por la mitad y que sólo quieres llorar.
Las despedidas ya no son un entierro, volverás a verlos, pero siguen siendo dolorosas porque sabes lo mucho que los vas a echar de menos.

7. Cómo madre, ¿Cómo fue criar a tus hijos en otro país?

Difícil por la falta de ayuda y por no tener el cariño de la familia cerca, eso te condiciona mucho. Pero por el resto igual que en tu país, la rutina de llevarlos al cole, a las extraescolares, al parque, bañarlos, la cena, la hora de dormir... Hay diferencias en las maneras o los lugares, pero en ese sentido los niños ayudan a normalizar la vivencia.

8.¿Qué cosas has aprendido viviendo en otro país?

Muchas cosas, te podría escribir un libro. Pero para resumir dos cosas muy importantes para mí. Una: que soy fuerte. Dos: que hay que ser humilde y no creer que las tradiciones o creencias de uno son mejores que las del otro.

9. Si algún amigo te dijera que se va a mudar ¿Qué recomendación le darías?

Adelante, va a ser una experiencia increíble. No te desesperes si no la disfrutas los primeros días, casi nadie lo hace. Sé activo: sal, pasea, relaciónate, haz actividades. Y sobretodo mira con cariño y con la mente abierta el nuevo mundo que se te presenta, no intentes encajarlo en tus conocimientos previos.


Te encantará:

11 comentarios

  1. Esto ya es ser expatriada profesional! Me encanta que se tome esto como un reto y con optimismo, así debería hacerse. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Cuando me dijo que no era la primera vez que se mudaban de país... Ya sé a quién pedir consejo si me veo en tal situación.

      Eliminar
  2. Sabia que tenia que ser sandra si hablabas de Doha! Ella si tiene una vision optimista y me sirve de inspiracion cuando no consigo verle el lado bueno a mi ciudad actual!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha sorprendido (como tu dices) lo bien que se lo ha tomado, cómo no se ha derrumbado con tanto viaje y de aquí para allá. Como decía Una Mámá en Bulgaria, ella ya es una experta.

      Eliminar
  3. No connocía a Sonia pero me ha gustado mucho leer su historia, me he sentido muy identificada con lo des desarraigo y ese pensamiento romántico sobre tu vida anterior, a mi también me ha pasado. ¡un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Que maravillosa experiencia la de Sandra! gracias Teresa por compartirla con nosotros, así nos das el debido empuje que falta a los que deseamos emigrar. Exitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Aldora. Creo que de las experiencias y testimonios de otras personas se pueden aprender muchas cosas. Que tengas un bonitos día.

      Eliminar
  5. No conocía Pequeños Pinceles hasta ahora que lo presentas y me ha gustado mucho, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. Yo encantada de que hayas descubierto algo nuevo :) Y Sandra es un encanto.

      Eliminar
  6. Gracias Teresa por la entrevista y muchas gracias a todas por los bonitos comentarios. Un saludo.

    ResponderEliminar