curiosidades

La Sirenita de Copenhague, monumento para todos los gustos

febrero 03, 2016


Si estás pensando visitar Copenhague, estarás buscando información para planearlo con tiempo y no acabar en una trampa turística. Por un lado, te recomiendo si quieres que te descargues la mini guía gratuita que tengo en mi blog para todo aquel que se suscribe a la newsletter. No tardas nada y te puede ser de gran ayuda.

Pero si no es así, te voy a contar (de la mejor manera) un poco sobre uno de los monumentos más visitados de Dinamarca y sobre el cual he oído todo tipo de opiniones, historias y mil cosas más.

La Sirenita es de...

Si pensamos en el cuento infantil, su autor es Hans Christian Andersen, mundialmente conocido casi casi como los hermanos Grimm. Te puedo asegurar que el cuento no se parece en nada a la famosa película de Disney y tampoco tiene final feliz. Pero si estás pensando en la escultura, su autor es Edvard Eriksen, quien la hizo por encargo expreso de Carl Jacobsen, hijo del fundador de la cervecería Carlsberg en 1913 y quién la donó a la ciudad de Copenhague.

¿De quién es la cara de la Sirenita?

Edvard Eriksen quería utilizar como modelo a la bailarina danesa Ellen Price, la bailarina más famosa del Ballet Real por aquel entonces. Pero ante la negativa de ésta a posar desnuda, tuvo que utilizar a su mujer y sólo la cara es la de Ellen Price.

Una mujer muy bien conservada

Ahí donde la ves, ya cuenta con más de 100 años (cumplió su centenario en 2013) y sigue conservándose eternamente joven.

Como datos curiosos...

- Existe una réplica en el Parque Europa en Torrejón de Ardoz (Madrid).
- Nunca ha salido de Dinamarca, excepto en 2010, cuando viajó hasta Shangai (China) para participar en la Expo representando al pabellón de Dinamarca durante seis meses.
- Ha sufrido todo tipo de vandalismo, desde aparecer vestida con un traje musulmán y pañuelo, hasta ser decapitada o pintada de color de rosa. Y la lista continúa...  

Te encantará:

4 comentarios

  1. No entiendo la diversión que encuentran algunos en dañar monumentos... :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alize, yo tampoco. Pero esto suele pasar cuando no es propiedad suya sino de todos.

      Eliminar
  2. Hermosa obra, lástima con el vandalismo, ocurre en todas partes lastimosamente, muy melancólica su expresión, pero muy linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Aldora. Como comentaba a Alize hay personas en este mundo que no entienden que esas burradas no benefician a nadie y acabamos pagándolas todos.

      Eliminar