dinamarca

5 aspectos fundamentales para entender cómo es la conciliación en Dinamarca

enero 14, 2016

Desde ayer no paro de ver por la prensa española el revuelo que se ha montado con la diputada Carolina Bescansa por llevar a su bebé al Congreso. 
No voy a entrar en el tema de si me parece bien o no porque eso ya lo he comentado en otros circulos de ámbito personal y no quiero repetir lo que ya se ha dicho en todos los medios por parte de la opinión publica. Pero no he podido evitar intentar compartir información útil y por qué no, interesante, de cómo es la conciliación en Dinamarca. Conocer cómo es la conciliación en otros paises nos permite tener un mejor entendimiento y hasta sacar ideas de cómo podríamos (en la medida de lo posible) trabajar porque sea también una realidad en otros lugares.

Cuando empecé mi blog, comenté en un post que el trabajo y la familia son posibles en Dinamarca. Os recomiendo leerlo si queréis conocer unos ejemplos reales de cómo yo lo viví y lo vivo en mi día a día. Ahora bien, ¿cómo es la conciliación para los daneses? 


La conciliación es compartida: los daneses comparten la tarea de ser padres conjuntamente. La concilición no significa una "baja maternal" para la madre de un año (sí, aquí la baja es un año entero). Ambos tienen derecho a una baja por maternidad y se reparte según lo decidan los padres y lo que se estipule en sus contratos. Por lo general (salvo excepciones) las madres tienen hasta un máximo de baja de 6 meses pagada por la empresa y los padres de 3 meses. Los 3 meses restantes los paga la comuna y los padres pueden decidir si quieren seguir o volver al trabajo.

¿Quién paga la baja por maternidad?: Basándome en el ejemplo que ponía anteriormente, durante los 3 ó 6 meses de baja que conste en tu contrato, recibirás el 100% de tu nómina. Pasado ese periodo, si decides seguir de baja, la comuna te pagará sólo el 80%. Nota: cuando recibes tu nómina entera durante el periodo que está fijado en tu contrato, aunque sea la empresa quien hace la transferencia (por así decirlo), en realidad ellos sólo pagan el 20% y el 80% la comuna. ¿Qué quiero decir con esto? Que una baja por maternidad no supone un gasto mayor para el empresario. Y segundo, si lo analizamos bien, la baja por maternidad la pagamos entre todos con nuestros impuestos. 

Todas las guarderías son subvenionadas: todas las guarderías en Dinamarca están subvencionadas por la comuna. Los padres pagamos una cuota simbólica aproximada de unos 400€ al mes. Digo simbólica porque el mayor gasto recae en la administración (1500€ por niño con comedor incluído hasta los 3 años). Estas cifras pueden variar un poco entre comunas, pero os las digo como referente.

Puedes negociar tu horario: algo impensable pero en la mayoría de las empresas, cuando te incorporas al trabajo después de tu baja por maternidad, puedes negociar con tu jefe el horario laboral. En algunos casos, no puedes reducir la jornada, pero sí la posibilidad de entrar y salir antes. O seguir trabajando desde casa para que puedas recoger a tus hijos en la guardería.

Trabajar desde casa si tu hijo está enfermo: en casi todas las empresas, existe la posibilidad de trabajar desde casa si tu hijo está enfermo o te llaman de la guardería por algún accidente. 

Seguramente estaréis pensado que es un privilegio, una gozada. O qué bien lo tienen montado estos daneses. Pero no olvidemos por un momento que esto es posible (desde mi punto de vista y una realidad palpable) gracias a dos puntos:

1. Todos estos beneficios sociales son posibles porque todos pagamos impuestos. Por supuesto, los salarios están basados en el nivel de vida del país y como no, para poder pagar los impuestos tan elevados (43% de tu salario se va en impuestos). La cuestión está en si tú estarías dispuesto a pagarlos en España para poder disfrutar de estos y otros mucho beneficios sociales. 
2. La mentalidad de los daneses consiste en que todos tenemos que contribuir para poder mantener la sociedad de bienestar en la que vivimos. Se contribuye con el trabajo y siguiendo las normas.

Desde mi punto de vista, si solo pensamos en los derechos que tenemos y nos olvidamos de la parte más importante que son nuestras obligaciones con la sociedad en la que vivimos, dificilmente vamos a poder conseguir un estado de bienestar como en los países nórdicos. Si esa es la situación, estamos a años luz. Desde luego, está claro que hay que cambiar la mentalidad y contribuir todos si queremos alcanzar dicho sueño. 

Te encantará:

9 comentarios

  1. Se puede decir más alto pero no más claro. Me ha encantado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la información!!! Yo creo que muchas personas no estarian dispuestas a pagar tantos impuestos para que tengamos un mejor estado de bienestar. Yo no pido dejar de trabajar pero si poder conciliar mejor el trabajo con cuidar de mi pequeña. Yo trabajo en un colegio y lo de jornada reducida es dificil. Ojala entre todos podamos conseguir un conciliacion justa. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma, es que ahí está también el problema, creo. Hay gente que quiere que el Estado nos de estas ayudas pero hay que pensar que cuesta y tiene que salir de alguna caja, como digo yo. Y si no contribuímos todos, mal vamos. También debería ser (como tu dices) algo normal el poder cuidar de nuestros hijos sin tener que sacrificar su infancia porque sus padres apenas podemos pasar un tiempo con ellos y cuidarlos.

      Eliminar
    2. Exacto... No todo el mundo está dispuesto a pagar tantisimos impuestos.

      Eliminar
  3. Una gran forma de conciliación. Por eso es por lo que hay que luchar. Me encanta lo que nos has contado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Penki. Me alegra saber que el post te ha gustado y que ha servido para seguir luchando todos por una mejor sociedad.

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho.
    Muchisima razón...
    En España quieren conciliar como en el norte de Europa pero cuando les mencionas lo que pagan aqui de impuestos quienes trabajan (hablo de otros por mi marido, porque yo eatoy de paron...) pues ya no les interesa.
    No se, en España hay que cambiar muchas cosas para que funcione todo bien, la primera, la mentalidad de muchas personas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que algunos casos la gente se acuerda de sus derechos y no los deberes. La mentalidad es el primer paso... Pero creo que eso va para largo. Quiero ser positiva y que sólo es cuestión de tiempo.

      Eliminar