curiosidades

Andando como hobbits y deja los zapatos en la calle

enero 10, 2016

Este fin de semana, mi vikingo y yo estuvimos visitando a unos amigos. Hacía mucho tiempo que no les veíamos. Entre compromisos navideños y otros planes, hemos estado posponiendo la visita hasta este fin de semana. El caso es que como una lleva ya un tiempo aquí no me había percatado del ritual que todo danés o extranjero debe hacer al entrar a un hogar en Escandinavia. "Entra en casa como un hobbit y los zapatos déjalos en el descansillo".




Efectivamente, al entrar en cualquier hogar, deberás quitarte los zapatos y dejarlos en el pequeño mueble del descansillo o en la entrada. Ya sé que resulta extraño porque en España, cuando uno va de visita no se descalza. Pero en Dinamarca es algo muy común y si no lo haces, el anfitrión te pedirá que lo hagas.

Tu imagínate lo mona que te has puesto, con esos zapatos chulísimos que te compraste hace poco y que cuando tengas la ocasión de lucirlos en una fiesta te digan eso de "cariño, te tienes que descalzar". Al principio pensaba que sería porque no querrían que les estropearan el suelo del piso con marcas de tacones. Pero conforme pasa el tiempo, y empiezas a observar que no hay distinción (ya sea casa o piso, que si el suelo es parqué o baldosa) te preguntas porqué será. Y no lo descubres hasta que llega el invierno, cuando nieva y al entrar a casa, da igual que te hayas limpiado a conciencia los zapatos en el felpudo, vas dejando huellas. Entonces se te enciende la mini bombilla de la cabeza y lo empiezas a asociar.

Hay que tener en cuenta que hasta hace unos siglos las calles no estaban asfaltadas tal y como las conocemos hoy en día. Y cuando llovía o nevaba, los zapatos se ensuciaban de barro y de ahí la tradición que aún perdura de descalzarse antes de entrar al hogar. 


Asi que ya sabes. Si vas a visitar a alguien en Dinamarca, disfruta de poder andar como un hobbit. O si llevas calcetines, asegúrate de que no tengan "tomates". Aunque pensándolo mejor, tal vez sea la ocasión oportuna de empezar a invertir en calcetines chulos y originales y menos en zapatos. ¿Te animas tu también a la moda Hobbit?

Te encantará:

4 comentarios

  1. Aquí en Bulgaria se hace igual, ahora cuando voy a España se me hace raro. Lo de los tomates en los calcetines es importante jiji! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa igual. Que cuando voy a casa de mis padres, ya tengo la costumbre de ir descalza y escuchar a mi madre decir "no, hija, que se te quedan los pies frios". Lo de los "tomates", mejor evitar esa situación...

      Eliminar
  2. En casa de mis padres también lo hacemos! Me parece una buena costumbre además en la calle pisamos "de todo". Yo he intentado implantarlo en casa pero no lo he conseguido... Besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa de mis padres se estila lo de las zapatillas de estar por casa. Pero cuando vienen los daneses, la mitad vamos calzados y el resto descalzos.

      Eliminar