4/7/16

¡Me voy de vacaciones! Pero vuelvo en nada...

A partir de hoy hasta Septiembre estaré desconectada del blog. Me tomo unas vacaciones para disfrutar de mi familia y seguir trabajando en mejorar este rinconcito desde donde os descubro cómo es y se vive en Dinamarca. 

Habrá muchas novedades que estoy seguro te van a encantar. Le estoy poniendo cariño y mucha dosis de ilusión a la nueva visión que he pensado para Mami en Dinamarca. Y como me gustaría que fueras partícipe de ello, si quieres colaborar, me ayudarías muchísimo contestando una mini encuesta que he preparado. No te llevará más de 1 minuto. ¡QUIERO AYUDAR!

¡Qué ganas de enseñarte pronto en lo que estoy trabajando! Y recuerda que si quieres saber cuándo es el gran día de inauguración, te puedes suscribir a la newsletter aquí (donde además te puedes descargar gratis una mini guía de Copenhague) o seguirme por las redes sociales Facebook e Instagram.
Besotes y felices vacaciones.


0 Leer Más »

27/6/16

Torvehallerne, el mercado de delicatessen de Copenhague

0
Desde que abriera sus puertas en 2011, este mercado en pleno centro de Copenhague hace las delicias de todo aquel que lo visita. Tanto turistas como locales que pasan cada día por este lugar, tienen la oportunidad de degustar comida de distintas partes del mundo en los diversos locales y bares. O incluso adquirir productos frescos y orgánicos en cada uno de los puestos que forman el complejo.


Cerca de la estación de metro y S-tog de Nørreport, se extiende una gran esplanada donde abundan los puestos de flores, junto con las frutas y verduras. Y en el centro se erige el edificio del mercado. No importa qué día de la semana ni a qué hora, siempre hay una gran afluencia de gente. Pero tal vez sea los fines de semana y la llegada del buen tiempo lo que hace que además, tengan lugar diferentes eventos gastronómicos.


En otras ocasiones puede incluso tener lugar conciertos gratuitos de todo tipo de música mientras uno puede sentarse plácidamente a tomar una tapa y una cerveza bien fresquita en los bancos. Lo más característico es que para algunos puede recordarnos al Mercado de San Miguel en Madrid. Como en muchas ciudades europeas, cada vez son más los mercados como éste que abundan por el gran interés que despiertan como alternativa de ocio "gastronómico" y así como la oportunidad de adquirir delicatessen para hacer nuestro día a día un poco más especial. Darnos un pequeño capricho para el paladar.


Para mí, siempre que puedo, me gusta visitar el mercado los fines de semana en familia y darme el capricho de comprar pescado fresco o degustar mi caña a su hora en el bar de tapas "Tapa el Toro". Es una forma de no añorar tanto el hogar. Tamabién merece la pena degustar las pizzas tan originales que se hacen en Gorms o los deliciosos pasteles de Laura´s.

El ambiente distendido que se respira o la afluencia de gente que le da vidilla al lugar, es algo que me encanta. Y con total sinceridad, recomiendo a todo el que visita Copenhague, pasarse y experimentarlo uno mismo. Asi que ya sabes. Apúntate el nombre y no te olvides de visitarlo. Tal vez incluso me veas por allí ;)


Torvehallerne
Frederiksborggade 21, 1360 København K, 
Dinamarca
Leer Más »

21/6/16

Cuando educar en valores entra en conflicto con la sociedad

1
Seguramente te habrás planteado en algún momento si educar en valores a tus hijos es importante o no. Cuando entras a formar parte del "club de ser padres" (como cariñosamente digo) empiezas a cuestionarte qué serie de valores o pautas quieres enseñar a tus hijos para prepararles para el mañana.

No voy a entrar en cuestiones de cuál es el mejor método porque no creo que exista sólo uno sino tantos como los padres queramos, ya que hay que partir de la base de que cada uno es diferente, no estamos cortados por el mismo patrón (como diría mi abuela). Pero tal vez la perspectiva cambia cuando lo tienes que hacer desde otro país.


En otro post anterior hablaba de los retos de una familia multicultural. Cuando llega la hora de enseñar a tus hijos unos valores que les guíen a lo largo de su vida, se te plantean preguntas (por poner un ejemplo) como ¿quiero educarles en los mismos valores que me educaron mis padres?. ¿Debo hacer propios los valores de la sociedad en la que vivo y enseñárselos a mis hijos aparcando los que uno trae consigo?. Resulta difícil adoptar una postura al respecto porque siempre nos queda la incertidumbre de si lo estaremos haciendo bien o no.

Si hay algo que he aprendido desde que vivo en Dinamarca es que todo es cuestión de la actitud que tomemos. Aprender el idioma, conocer la cultura, acostumbrarse a la vida del país puede ser más fácil o difícil según como lo quiera afrontar cada uno. Y lo mismo sucede con los valores. Aunque en ocasiones ambos padres puedan estar de acuerdo en que es importante inculcarlos, puede resultar una tarea complicada cuando la sociedad en la que se vive presenta otros valores distintos a los que uno tiene y hace que entren en conflicto. Es ahí cuando aparece el reto para los padres.


Sé que para muchos es abrumador, pero no debemos olvidar que la sociedad en la que vivimos es fruto de lo que somos y su futuro depende de cómo eduquemos a nuestros hijos. Por experiencia propia me he visto en la situación de si los valores que inculco a mi hija no supondrán que el resto de la sociedad la "mire como rara avis" sólo porque no son los de la mayoría.

Vivir en otro país no sólo me ha hecho abrir los ojos y la mente a otras formas de pensar y educar. Sino también a ser más crítica y pensar por uno mismo la clase de valores que como padre quiero enseñar a mi hija para que sea una persona responsable y viva en una sociedad mejor. Considero que existen ciertos valores en la sociedad danesa que son positivos y quiero que ella los haga suyos, a pesar de que en ocasiones puedan ser un tanto "vanguardistas" para lo que yo estoy acostumbrada. Y cuando han entrado en conflicto con mis valores personales, he intentado educar en aquel que creo que es el más beneficioso para su desarrollo. No considero que existan unos valores buenos y otros malos, mas bien diferentes.


Aferrarnos a unos principios sin antes cuestionarlos (ya bien procedan de la sociedad o de nuestra familia) por el simple hecho de que son a los que estamos acostumbrados, no nos otorga el derecho de pensar que son los correctos, y por tanto, los que todo el mundo debiera adoptar. Puede que en un principio así fueran, pero los tiempos cambian. Por eso creo que no hay nada malo en cuestionarse y por consiguiente adaptar nuestros principios en la vida después de analizarlos, para hacer una sociedad más justa y responsable. Porque al final de todo, cuando educamos en valores a nuestros hijos es porque buscamos un mundo mejor. ¿O no? ¿Tú qué opinas al respecto?
Leer Más »

16/6/16

Dónde descansar en plena naturaleza en Dinamarca

2
Mentiría si no dijera que en el último mes he llevado un ritmo de vida un tanto ajetreado como resultado de muchos cambios en el trabajo y en el blog. La cosa no se ha calmado porque todavía hay cosas por llegar, mejorar o incluso aprender.


El caso es que me he dado cuenta que a veces estamos tan inmersos en tantos proyectos, obligaciones o llámalo como sea, que no nos damos cuenta de la espiral en la que estamos dentro. En ocasiones puede que no sea porque nosotros mismo hemos llegado a ese extremo sino por terceros. Pero sea por el motivo que sea, a veces hay que decir como Mafalda "que se pare el mundo que yo me bajo".

Desde que me mudé a Dinamarca me he dado cuenta que muchos daneses aprovechan a hacer escapadas a la naturaleza para desconectar. Reconozco que yo era de las que pensaba que tampoco había que llegar a tanto para hacer una pausa de la rutina. Pero tengo que reconocer que en esto les doy la razón a estos vikingos. No creo que sean los únicos porque hay otras culturas y pueblos en el mundo que son conscientes de esto y lo llevan practicando durante años.

Foto procedente de lalandia.dk
Una de las escapadas que suelen hacer las familias en Dinamarca es alquilar una semana en las "Feriehuset" o casa de vacaciones. Lo llamativo de esta opción es las casas de madera de estilo nórdico donde uno se aloja y el paraje de alrededor. En otras ocasiones, su proximidad con algún parque temático o acuático las hacen atractivas para muchas familias con niños pequeños. Un sitio muy famoso es Lalandia. Si quieres más información puedes visitar su web aquí.

Al igual que en España, otra alternativa son los campings. Aquí existen más alternativas en relación a hospedaje. Algunas familias viajan en caravana con todo el equipo y otras, por el contrario, se decantan por la opción de tienda de campaña y colchonetas. Este tipo de vacaciones es más económico y el contacto con la naturaleza es mucho más directo.

Las zonas de acampada suelen estar situadas o bien en zonas de costa (para aprovechar los baños matutinos en el mar) o en lagos, donde además se pueden hacer otro tipo de actividades al aire libre como pescar. Pero ¿dónde se encuentran los campings más idílicos o preferidos por los daneses? La mayoría de ellos en la península de Jutlandia como Jambo Feriepark al norte, pero dependiendo de las preferencias, puedes encontrar muchos otros lugares. Te recomiendo que visites la página oficial de campings en Dinamarca (DCU) para más información.



La verdad que a mí me encantan las casas de verano nórdicas. Me parecen tan idílicas. Pero por encima de todo, el tiempo que una tiene para pensar y admirar lo que te rodea, ya que la conexión de Internet es muy limitada y no hay  manera de conectarse para saber qué pasa por el mundo. Porque al final lo que cuenta son esos momentos "hygge". ¿O no? ¿Cuáles son tus vacaciones favoritas?
Leer Más »

1/6/16

Lugares imprescindibles donde bañarse en verano en Copenhague

2
Aunque resulte difícil de creer, cuando el calor aprieta en Copenhague, darse un baño para refrescarse es la mejor idea. Las temperaturas pueden rondar los 24 grados pero debido a la humedad en la ciudad, la sensación de calor es mucho mayor.


En días calurosos son muchos los daneses los que deciden aprovechar el día para ir a la playa de Amager Strand en la isla que lleva dicho nombre.
Se trata de una playa artificial, construída en el estrecho de Øresund. Se extiende a lo largo de varios kilómetros de costa y para acceder a ella se puede hacer en metro (en las estaciones de Amager Strand st, Øresund St o Femerøen St). Otras opciones son la bicicleta o coche, aunque aparcar puede resultar un poco complicado por el número limitado de plazas de aparcamiento en la zona.

Es un lugar idóneo tanto para tomar el sol como para practicar deportes acuáticos como windsurf o canoa. También se pueden hacer barbacoas en las zonas habilitadas para ello.

Para que los más peques disfruten también de la playa, en concreto en la zona más cerca del metro de Amager Strand, pueden tomar prestado juegos e incluso realizar diversas actividades con monitores en diferentes horas del día.

Por otro lado, si eres de los que practica el nudismo, también existe un área para ello, donde puedes bañarte y tomar el sol sin problema. Se trata de una zona restringida, de acceso limitado sólo para los que practican esta alternativa.

Y como no, si lo que te apetece es disfrutar del atardecer, tomándote una cervecita o cenar, te recomiendo que te pases por los diversos bares y cafés que existen a lo largo del paseo marítimo (por así llamarlo). No son los chiringuitos de playa que conocemos en España sino más bien una zona lounge o cafés locales.

Foto procedente de wikipedia.org

Otra alternativa a la playa de Amager Strand y más cerca del centro de Copenhague es Havneparken. En Copenhague existen diversos canales que cruzan la ciudad y en uno de ellos, en la zona de Islands Brygge se ha contruido una zona de baño, donde hay un tranpolín y una piscina donde poder bañarse tranquilamente.

En este caso, no existe playa donde poder tumbarse a tomar el sol, pero si una zona habilitada para los bañistas o en el parque cercano como aparece en la foto. En esta zona también se realizan de vez en cuando competiciones de salto que merece la pena ver. Para acceder a Haveparken lo mejor es ir en metro hasta la estación Islands Brygge y de allí caminar unos 5-10 minutos.

Foto procedente de politiken.dk
Otra zona para bañarse es la playa de Svanemøllen, cerca de la estación de S-tog (el cercanías danés) que lleva el mismo nombre. A diferencia de las otras opciones, esta playa es más pequeña y enseguida está ocupada con apenas margen entre unas toallas y otras.

Sin embargo, cuenta con un club de vela que es curioso y donde se pueden alquilar pequeños barcos para navegar.

A diferencia que en España, en Copenhague no existen piscinas públicas o municipales al aire libre (o por lo menos yo no las he visto). Por otra parte, los daneses son amantes de "lo natural", disfrutan muchísimo bañándose en las playas que en las piscinas porque el agua salada es más saludable que el agua con cloro.

Sea el motivo que sea, si te pasas por la capital danesa este verano y te apetece darte un chapuzón, ya sabes dónde puedes ir sin desplazarte muy lejos. ¿Te animas?
Leer Más »

18/5/16

Arne Jacobsen - El diseñador de las sillas más famosas del mundo

0
Esta semana Elena de LOVHOM nos trae al blog otro artículo interesante sobre diseño danés. Aunque parezca mentira muchas de los muebles que utilizamos en el día a día tienen su origen en diseños daneses, y seguramente que cuando leas más en detalle sobre el diseñador de esta semana, seguro reconocerás sus obras. Ahora os dejo con Elena.

Foto procedente de www.fritzhansen.com

Arne Jacobsen fue un arquitecto y diseñador danés. Nació en Copenhague en 1902 y fue uno de los pioneros del diseño moderno en Dinamarca. Jacobsen fue un excelente arquitecto ya que trabajó como albañil y tenía mucho conocimiento sobre la construcción, además de su gran capacidad creativa. 

Entre sus obras arquitectónicas destacan en Copenhague, el Hotel de la SAS, el Teatro Bellevue, la sede del Banco Nacional de Dinamarca y la Escuela Munkergvård. Cerca de la capital, en Ballerup, la Fábrica de Chocolate Toms. En Inglaterra, el St. Catherine’s College en Oxford y la Embajada Real Danesa en Knightsbridge, Londres. También diseñó los ayuntamientos de Århus, Søllerød, Rødovre y Glostrup.

Pero donde Jacobsen tuvo mayor relevancia y donde destacó fue en el diseño de mobiliario, al igual que otros daneses como Hans Wegner, Verner Panton , Finn Juhl o Poul Henningsen. Muchos de sus muebles se han convertido en verdaderas piezas de diseño que hoy en día se siguen fabricando. Su éxito se debe a que poseen un diseño elegante y son atemporales y aptas para cualquier estilo, convirtiéndose en auténticas obras de arte.  

A continuación vamos a ver sus 5 sillas más famosas, junto con su descripción y la historia de cada una de ellas. Sillas que sin duda fueron modernas en su época, y que ahora son todo un clásico.

Silla Hormiga

Diseñada en 1951 para el ayundamiento de Rødovre y para las cafeterías de la empresa farmacéutica Novo Nordisk. Su curioso nombre viene por la propia forma de la silla, simulando una hormiga con la cabeza levantada. Jacobsen buscó crear una silla ligera, estable (con tres patas era suficiente) y fácil de producir, de apilar y de transportar.  Su asiento y respaldo de una sola pieza le permiten flexibilidad y movilidad, haciéndola más confortable.

Foto procedente de www.tectonicablog.com

Silla Serie 7

Diseñada den 1955. Esta silla deriva de la silla Ant, y se convirtió en todo un icono gracias a unas fotografías de 1963 en las que se retrataba a una mujer desnuda oculta tras la silla. Esto le dio tanta fama que de este modelo se vendieron más de 5 millones de copias. Su idea era crear una silla multiusos y versátil, y más de 50 años después, se confirma sin duda que lo consiguió.

Foto procedente de www.arquitecturayempresa.es 

Silla Gran Prix

Diseñada en 1955 para la Exposición de las artes y la artesanía danesa en el Museo Danés de Arte y Diseño de Copenhague. La silla es producida por la empresa danesa Fritz Hansen (como la mayoría de las sillas de Jacobsen) en madera de haya o teca. En un principio las patas también eran de madera, pero se evolución y se sustituyeron por patas metálicas.

Foto procedente de www.interioresminimalistas.com

Silla Huevo

Diseñada en 1958 para el hotel SAS de Copenhague. Como su nombre indica, hace referencia a la figura ovalada de un huevo. En este modelo Jacobsen llega la forma del material al límite con tanta curva, pero cuidando muchísimo sus acabados en remates y piezas. En un principio no tuvo mucho éxito ya que Jacobsen fue pionero en su diseño y en su fabricación, pero poco a poco cautivó al público hasta hacerla llegar a nuestros días.


Foto procedente de www.catalogodiseno.com

Silla Cisne

Diseñada en 1958 también para formar parte del mobiliario del hotel SAS, concretamente para las suites del hotel. Tiene unas formas sinuosas y curvas, pero no es tan redonda como la anterior. Su silueta se inspiró en un cisne que abraza con sus alas, de este modo al sentarte tienes la sensación de que la silla te abraza. Fue una de las primeras sillas en fabricarse en espuma moldeada, y su asiento orgánico la hace cómoda, a la vez que elegante y femenina.

Foto procedente de www.steelform.com

Muchas gracias Elena, por otra clase super interesante en diseño danés :) 

Leer Más »

12/5/16

"Todas las fronteras son artificiales y lo que importa son las personas"

4
      Hoy volvemos a ponernos en marcha con nuestras entrevistas a expats y en esta ocasión hemos tomado rumbo a Polonia, de la mano de Belén. Esta expat española se mudó en el 2014 con su marido y su peque llamada Irlanda y desde el 2015 imparte clases en la universidad sobre cine. ¿Lista para conocer un poco más a esta expat y Polonia?

Poznan - Polonia 
¿Cómo fueron las primeras semanas?
Nuestra mudanza fue en dos partes. Mi marido se vino antes en enero de 2014, con la idea de que empezara a trabajar y valorase si el puesto valía la pena. Pensamos que cuatro meses serían suficientes para ello, pero ¡sorpresa! Yo le acompañé en el primer viaje, para instalarnos, encontrar piso… Y justo a la semana de estar allí nos enteramos de que estaba embarazada. Lo que iban a ser 4 meses se convirtieron en 9 meses ya que decidimos tener a la peque en España. Así que en octubre de 2014, Irlanda y yo nos mudamos definitivamente a Poznan. 

¿Habías pensado mudarte a otro país en algún momento de tu vida?
La verdad es que vivir fuera era una idea que tenía en mente desde hacía mucho tiempo. Creo que todas las personas debemos pasar un mínimo de 2 años en un país diferente del nuestro.

¿Cuáles fueron los motivos que te llevaron a mudarte a Polonia?
Una oferta de trabajo. Un día a mi marido le contactaron por Linkedin porque estaban buscando gente en Polonia con su perfil. Le hicieron una oferta que no pudimos rechazar

¿Cuáles son/fueron tus secretos para ayudarte en tu proceso de adaptación a Polonia?
¡Tener un bebé! Prácticamente no tienes tiempo para pensar, la falta de sueño, tu tiempo pasa a ser suyo así que tampoco lo pensaba mucho (o nada, por aquella época era un poco zombi). 

Después, apoyarnos en la gente que nos íbamos encontrando en el camino. Mi marido es muy sociable y enseguida hizo un grupo de amigos que nos acompañaron en todo momento. 

Una vez que pasó el momento de pánico por el recién nacido, me centré en retomar mi carrera y buscar oportunidades en Poznan.

¿Cuál fue el mayor temor que tenías antes y después de mudarte?
La verdad es que soy muy “echada pa’ lante” y el único miedo que tuve es no estar a la altura del país que me acogía. El polaco es un idioma complejo y me preocupaba no ser capaz de aprenderlo. 

¿Cómo fue el reto de encontrar trabajo?
Cuando llegué a Polonia estaba terminando mi tesis doctoral, proceso que terminé aquí. Me puse en contacto con un profesor español de lingüística a través de Linkedin para pedirle consejo y ayuda sobre el mundo académico en Polonia. Él me presentó a otro profesor que me tutorizó una estancia de investigación. Y a partir de ahí me ofrecieron impartir algunas clases de español y la asignatura de cine español que es la que actualmente imparto.

¿Cómo describirías a los polacos?
Son amables, trabajadores y orgullosos. Mi opinión de los polacos no puede ser más positiva. En cierta manera me recuerdan a los españoles, la mayoría siempre te intentará ayudar. 

¿Qué es lo que más te llama la atención de Polonia?
El gran desconocimiento que existe en España acerca de Polonia. Es un pueblo con muchísima historia, que no se reduce a su papel en la II Guerra Mundial. Me gusta también que es un país con muchas posibilidades. 

Tú tienes hijos, destaca uno o dos aspectos de criar a tus hijos en otro país al tuyo.
Lo primero es la apertura de mente. Creo que un hijo criado en otro país adquiere habilidades que no podría conseguir en otro caso. El conocimiento de otros idiomas, otras culturas, costumbres, tradiciones… solo puede enriquecer su vida. 

Lublin - Al oeste de Polonia
Cuando viajas a España, ¿te sientes en casa o extraña? ¿Qué sensaciones o cómo ves España ahora que vives en el extranjero?
Para mí es como si el tiempo se detuviese. No voy a decir que me siento como en casa pero tampoco me siento extraña. 

Es como ir al pueblo. Llegas con mucha emoción y cuando llevas un tiempo sientes nostalgia de casa.
Desde fuera las cosas se ven con perspectiva y aprendes a valorar lo bueno y lo malo con mucha mayor objetividad.

¿Qué es lo que has aprendido de tu experiencia como expat?
Qué la vida está para disfrutarla y para aprovechar las posibilidades. Todas las fronteras son artificiales y lo que importa son las personas. Viajar expande tu mente y te permite descubrir nuevas perspectivas. 

¿Qué consejo le darías a un amigo/familiar que tenga pensado mudarse al extranjero?
Que se lo tome todo con mucha calma y que disfrute de todas las nuevas experiencias, que no se desespere que normalmente lo único que necesitamos es tiempo para adaptarnos. Y que si necesita ayuda que la pida.


Te animo a que visites el canal de Youtube de Mamá en Polonia
donde encontrarás información sobre el país y cómo se vive allí.
Leer Más »

4/5/16

Royal Smushi Café, o sentirte en Alicia en el País de las Maravillas

2
Hace unos meses publicaba que una de las cosas que me gustaba de Copenhague es la cantidad de cafés que hay donde poder sentarse tranquilamente y disfrutar de una conversación distendida con una amiga mientras te tomas un café.

Vista del interior - Foto de Royal Smushi Café
Siempre que paso por alguna calle y veo un lugar nuevo, tomo nota para pasarme en otra ocasión (si en el momento no es posible) y ver cómo es. Y eso hice hace unas semanas con una amiga que hacía tiempo no veía. Decidimos en esta ocasión tomar un café para ponernos al día y la sugerí ir a Royal Smushi Café.

Tengo que confesar que no es fácil de encontrar porque aunque se encuentra en pleno centro de la ciudad, para acceder al local hay que entrar a un pequeño patio y que si no es por la señal colocada a la entrada, pasaría desapercibido.

Pero lo que muchos transeuntes no nos damos cuenta es que resulta un lugar como salido del libro Alicia en el País de las Maravillas. Y como veréis en la foto, la decoración está cuidada al detalle. Cuando uno entra al local, parece que se adentra a otro mundo y desconecta por completo.

Aquí podrás degustar tanto los famosos "sandwiches abiertos" (smørrebrød), como un brunch. Sin embargo, lo mejor (o por lo menos es lo que a mí me gusta) son sus tartas. Desde la tradicional tarta de zanahoria, pasando por la de frutos del bosque hasta la de chocolate, que para los que son adictos como yo, les hará las delicias. También cuentan con otro tipo de dulces como muffins y galletas. Vamos, que no es un lugar apto para golosos.
Un delicioso y original brunch o tarta - Foto procedente de Royal Smushi Café



















Si tienes la suerte de que hace buen tiempo, puedes aprovechar y sentarte en su patio interior, que aunque es un poco pequeño, se trata de un rincón muy "hyggeligt" como dicen aquí. Siéntate, relájate y disfruta de un descanso si has estado todo el día paseando por la ciudad.

Patio interior - Foto procedente de Royal Smushi Café
La verdad que este café ha sido de esos descubrimientos en los que si alguien me preguntara dónde tomarse algo, lo recomendaría sin dudarlo (y eso que no pagan por hacer publicidad). Pero tal vez sea eso por lo que Copenhague tiene su encanto. Por los miles de pequeños lugares que uno puede encontrar a pesar de ser una ciudad de un millón y pico de habitantes. ¿Te animas a pasarte por aquí?

Royal Smushi Cafe
Amagertorv 6,
1160 Copenhagen
Leer Más »